Publicado: 22/12/2012

En sus marcas... listos, ¡a exportar!

El Tratado de Libre Comercio, que se firmará en febrero entre Colombia y Corea, es según el Ministerio de Comercio, una buena oportunidad para los exportadores de carne.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, asegura que los exportadores de carne de bovino, pollo y cerdo, tienen muchas oportunidades en las ventas externas a Corea.

De acuerdo con el funcionario, Colombia es un ganador neto en este segmento, ya que el país asiático es un gran importador de estos alimentos.

La Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), se prevé que en 2012 las importaciones de carne bovina de Corea lleguen a 450.000 toneladas.

Al referirse a cómo quedó la negociación de estos rubros, el Díaz-Granados recordó que para la carne de cerdo, Colombia logró el desmonte de aranceles en plazos entre 10 y 16 años, mientras que para la avicultura la eliminación de los gravámenes está prevista entre 10,12 y 16 años.
 
Para el caso de la carne de bovino y despojos, en el primer año de vigencia del TLC habrá un cupo de 9.900 toneladas de cortes finos con cero arancel. Ese contingente crecerá 25. Está previsto que el gravamen se desmonte en 19 años.

Según el ministro, el 99,9% de toda la oferta agrícola, pecuaria y de alimentos tendrá acceso al mercado coreano, ya que de la negociación solo se exceptuó el arroz y la naranja.

En lo referente al acceso real, el funcionario destacó que se negociaron compromisos que facilitarán el acceso de los bienes agropecuarios y alimenticios nacionales.

Así mismo, se contará con un Comité que operará como canal privilegiado para solucionar los aspectos relacionados con estos temas. 
                                                               

DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.