Dinero.com

Publicado: 20/12/2012

Empresarios no son tan optimistas para 2013

Empresarios no son tan optimistas para 2013

Para el año entrante los empresarios tienen presupuestado un crecimiento nominal de 7,7%, lo que implica un crecimiento real del orden del 4,6%.

Los industriales son un poco más pesimistas en sus proyecciones de crecimiento para el año entrante debido a la escasez y el costos de las materias primas.

Así lo concluye la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (Eoic) de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), cuyos resultados también dieron a conocer los factores que incidirán positivamente y aquellos que, por el contrario, serán desfavorables para el desempeño de las empresas.

En la opinión de los industriales, las mayores dificultades están relacionadas con la escasez e incremento en los costos de las materias primas, la mayor competencia de productos importados, la desaceleración de la economía y la revaluación, entre otros.

En cuanto a los factores que incidirán favorablemente sobre el comportamiento de la manufactura en el 2013, los empresarios destacan un cambio en las perspectivas de los industriales con respecto a años anteriores.

En ese sentido, la prioridad para los directivos de las empresas, según el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, ya no será la búsqueda de nuevos mercados  sino será la ampliación del portafolio de productos y el mejoramiento del servicio y calidad de los bienes y procesos.

Villegas argumenta que el cambio de norte obedece básicamente a la búsqueda de mayor competitividad por parte de los empresarios, para afrontar las nuevas posibilidades de comercio internacional derivada de los tratados de libre comercio pactados.

La radiografía económica que han hecho los industriales para el año 2013 es que será un año similar al 2012, con una demanda internacional poco dinámica, unos mercados muy competitivos y la necesidad de seguir fortaleciendo la solidez de la economía.

El presidente de la Andi describe que en los presupuestos de los empresarios para el año entrante han incorporado tanto este ambiente de negocios menos optimista, como la necesidad de seguir trabajando en la productividad de las empresas.

Por esta razón, Luis Carlos Villegas explica que con ese complejo panorama industrial resulta inaplazable la ejecución de la Agenda de Competitividad. Además, “las empresas requieren un ambiente favorable a la inversión y el crecimiento”.

Explica que los resultados favorables en materia de inflación dan espacio a las autoridades monetarias para contemplar una reducción adicional en las tasas de interés, aunque “en lo cambiario no podemos olvidar el impacto desfavorable que ha tenido la revaluación sobre la actividad productiva”, advierte Villegas.

Por eso, sugiere un análisis juicioso de las herramientas con las que cuentan las autoridades económicas y reitera que en la Agenda de Competitividad deben ser prioridad aspectos como la infraestructura, los reglamentos técnicos, el fortalecimiento institucional, los costos de energía y gas , los costos logísticos, la educación, el mercado de capitales y el aprovechamiento de los tratados de libre comercio, entre otros.

DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.