Publicado: 08/11/2012

Escándalo de Interbolsa, de todos el peor

En los últimos cuatros años se han liquidado tres firmas comisionistas en el país y sus causas van desde el eco de una pirámide, hasta vínculos con el Grupo Nule e iliquidez.

El sistema financiero y bursátil colombiano es considerado uno de los más sólidos de América Latina luego de la crisis de los años noventa.

Sin embargo, y a pesar de contar con una de las más estrictas reglas de normatividad, en los últimos cuatro años se han registrado tres liquidaciones de firmas importantes.

La comisionista Stanford Bolsa y Banca escandalizó al país hace cuatro años cuando su matriz, Stanford International Bank, cuya sede estaba localizada en Antigua, enfrentó una investigación por fraude en Estados Unidos.

Los tentáculos de esa investigación tocó a la filial en Colombia que se vio afectada por la desconfianza de los inversionistas.

La investigación de la Security Exchange Comisión, SEC, señalaba que Stanford International Bank vendió certificados de depósito por US$8.000 millones prometiendo grandes rentabilidades.

Debido a esa indagación la firma en Colombia decidió en febrero de 2009 no continuar trabajando como intermediario en el mercado de valores, y así evitar la intervención por parte de los entes reguladores del país.

En aquella época “el Banco de Occidente, como banco líder, cerró el cupo de crédito, complicando todas las actividades de compensación y liquidación. Lo anterior implica que las posibilidades de tener facilidades de operación hasta el futuro se complica”. Fue la razón que dio la empresa para no continuar desarrollando la actividad bursátil.

Stanford llegó a Colombia con la compra de Bolsa y Banca y contaba con alrededor de 6.700 clientes en el país.

Grupo Nule salpicó a Proyectar Valores

El cuatro de agosto de 2010 la Superfinanciera ordenó una visita a la comisionista de bolsa Proyectar Valores S.A. con el propósito de realizar el seguimiento y verificación de la actividad de carteras colectivas, los sistemas de administración de riesgos de mercado, liquidez, operativo y de gobierno corporativo y la razonabilidad de las cifras de los estados financieros, entre otros.

En esa inspección se observaron inconsistencias en la información que suministraba a la Superintendencia Financiera que a juicio de ésta no permita conocer adecuadamente la situación real de la entidad.

El 17 de Mayo de 2011 es sometida a vigilancia especial como medida cautelar y preventiva a una toma de posesión.

La reputación de la firma se vio afectada cuando se conoció que el Grupo Nule realizó operaciones a través de su mesa de dinero.

Meses después se conoció que SaludCoop había invertido en un millonario proyecto mediante la figura de compraventa de derecho fiduciario para montar una situación irreal y, presuntamente, desviar los recursos de la salud, tal y como lo dio a conocer La FM (RCN Radio).

Al destaparse estos dos hechos la confianza de los inversionistas cayó y su presidente, Mauricio Ospina, renunció. En el cargo fue reemplazado por Gustavo Sintes.

Para el 22 de Junio de 2011 la comisionista tramitó ante las autoridades locales la solicitud de inactividad.

“Proyectar Valores S.A. Comisionista de Bolsa informa a la opinión pública que en la tarde de ayer solicitó a la Bolsa de Valores de Colombia su inactivación como firma comisionista de bolsa de valores, lo cual implica que se suspenderá la realización de las actividades autorizadas en la ley”, decía el comunicado de la empresa.

En su momento el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, explicó que “esto significa que deja de hacer operaciones nuevas en el mercado y que continúa siendo activa para cumplir las operaciones que están pendientes para asegurar así a todos los inversionistas y a todos los clientes el normal cumplimiento de esas operaciones.
Es una figura que contempla la regulación y lo que permite es la cancelación ordenada de las operaciones que tiene vigentes”.

Un día después de ese anuncio, la Superintendencia Financiera tomó posesión de los bienes, haberes y negocios de la sociedad.

En octubre de ese mismo año, la liquidación forzosa no se hizo esperar, y la entidad de control tomó la medida. Para ese entonces, los requerimientos alcanzaban los $44.000 millones.

La liquidación de un gigante

Interbolsa, la firma comisionista líder del mercado bursátil colombiano sorprendió al país el jueves primero de noviembre.

Ante los rumores de la falta de liquidez, la sociedad no tuvo otro remedio que salir a confirmarlo “la sociedad comisionista de bolsa afronta una restricción temporal de liquidez frente a lo cual de manera responsable, y proactiva, se encuentra explorando todas las alternativas a su alcance para atender esta situación lo más pronto posible”.

Un día después la Superfinanciera anunció que tomaba la posesión inmediata de bienes y haberes de la firma comisionista.

Y sorpresivamente, tres días hábiles posteriores a la primera decisión se anuncia la liquidación

DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.