Publicado: 09/11/2012

Tributaria mata mínimo

La aprobación de un mayor impuesto a los asalariados podría afectar el ambiente para negociar el salario mínimo de 2013. Difícilmente habrá consenso.

La reforma tributaria y el paro de Asonal Judicial tienen por el piso las relaciones entre el Gobierno y los sindicatos en vísperas de iniciar las negociaciones que buscan definir el salario mínimo de 2013.

“Está grave el ambiente para iniciar deliberaciones del salario mínimo. Básicamente porque la reforma tributaria, que está en trámite en el Congreso, lesiona gravemente a los trabajadores y libera a los empresarios de la responsabilidad de los parafiscales. Este año no veo buenas perspectivas en la negociación”, fueron las palabras que utilizó el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Domingo Tovar.

Hace un año la situación era muy distinta. La economía pasaba por uno de sus mejores momentos, el TLC con Estados Unidos había sido aprobado y el presidente de la República, Juan Manuel Santos, buscaba un acuerdo con los trabajadores para mantener su imagen por las nubes.

Pero hoy la realidad es otra. La economía mundial y la colombiana sufren un proceso de desaceleración, el Congreso de la República evalúa una reforma que para algunos analistas, como el experto Stefano Farné, resulta regresiva contra los bolsillos de los trabajadores y, como si fuera poco, algunos sindicatos como Asonal resultaron fortalecidos con el reciente paro de la Rama Judicial.

La situación actual es compleja para el Gobierno. A finales de 2011, el presidente Santos sorprendió al país cuando propuso un incremento de 5,8%; es decir, dos puntos por encima de la inflación causada, una oferta que ningún sindicato podía rechazar. El costo fiscal de dicho incremento fue de $1,2 billones, según palabras del entonces ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry.

Ahora que la imagen del Presidente ha sufrido desgastes, un incremento de este tipo podría jalonar al alza las encuestas presidenciales y hasta el consumo, pero empeoraría la competitividad del país justo cuando se encuentra en plena operación el acuerdo comercial con Estados Unidos y se está pendiente de la entrada en vigencia del TLC con la Unión Europea.

El pesimismo es tal, que semanas antes de empezar las deliberaciones entre empresarios, trabajadores y Gobierno, el propio ministro de Trabajo, Rafael Pardo, cree que este año no habrá acuerdo debido al inconformismo de las centrales obreras con la reforma tributaria. No obstante, el Ministro espera que las rebajas en el pago de parafiscales, contempladas en la reforma, permitan a los empresarios mejorar sus ofertas salariales.

“Que nos digan de una vez por todas si hay voluntad de negociar; de lo contrario, no queremos ir a perder tiempo en la mesa de concertación”, aseguró el dirigente de la CUT.

Si la situación mejora en estas semanas, las centrales obreras tienen lista una oferta que, aparte de reiterativa es poco práctica –y poco probable– y es la de congelar por los meses de noviembre y diciembre los precios de la canasta familiar, en especial la gasolina. También quieren amarrar las discusiones salariales a lo que pase con el IVA en la tributaria y a lo previsto en el proyecto de Ley 241 que busca que 50% de las cesantías no se puedan gastar y se conviertan en un seguro de desempleo, una reforma que consideran “una arremetida contra la clase trabajadora”.

Mientras las relaciones entre Gobierno y sindicatos siguen en el congelador, centros de pensamiento ya tienen lista la propuesta para el salario mínimo que recibe más de un millón de trabajadores.

Según Sergio Clavijo, presidente de Anif, el incremento para el año entrante no puede superar 4,2%, teniendo en cuenta una inflación causada cercana a 3% y una productividad anual de 1,2%. Un nuevo ‘desliz’ del Ejecutivo este año terminaría por afectar gravemente la generación de empleo, dice el análisis de esta asociación.

Si se acoge esta propuesta, el salario mínimo para el año entrante pasaría de $566.000 a $590.000, sin incluir el subsidio de transporte.

El ambiente no es el mejor y todo parece indicar que este año el ajuste será unilateral. ¿Tributaria mata mínimo?

DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.