Dinero.com

Publicado: 29/07/2012

Conozca los "bots" que editan Wikipedia

Conozca los "bots" que editan Wikipedia

Cientos de programas automáticos vigilan que lo que se publica en la famosa enciclopedia en línea sea correcto y esté libre de vandalismos virtuales.

                                 A Wikipedia la escriben y mantiene decenas de miles de voluntarios esparcidos por todo el mundo. A su vez, ellos son asistidos por cientos de "bots", programas autónomos de computación que mantienen funcionando a la enciclopedia virtual.

"El pene es el órgano sexual masculino", dice la página de Wikipedia.

Aunque se trata de una afirmación innegablemente cierta, que amerita ser incluida en la enciclopedia, no tiene nada que hacer en un artículo del sitio sobre cortes supremas de justicia del mundo.

Cuando la semana pasada un usuario anónimo de Wikipedia en Carolina del Sur, Estados Unidos, ofreció esa contribución a la popular enciclopedia en línea, tomó sólo segundos detectar y eliminar esa imperfección.

El acto vandálico fue descubierto no por un lector, sino por un simple programa de inteligencia artificial llamado bot, una abreviación de robot.

Virtualmente invisible

ClueBot NG, como se conoce a este bot, está alojado en una computadora de la cual sale a navegar por la vasta enciclopedia para detectar y eliminar vandalismos como éstos casi tan pronto como ocurren.

Éste es uno de los varios cientos de bots que patrullan Wikipedia en cualquier momento dado. Su papel al reparar el artículo sobre cortes supremas muestra cómo calladamente se han vuelto parte indispensable -si bien virtualmente invisible- del proyecto Wikipedia.

"Wikipedia sería un desastre sin los bots", escribe en un correo electrónico uno de los administradores del sitio conocido como Hersfold.

La sola versión inglesa de Wikipedia sobrepasó los cuatro millones de artículos este mes. Contiene un estimado de 2.500 millones de palabras, equivalentes a millones de páginas y es 50 veces más grande que la Enciclopedia Británica.

Decenas de miles de editores mantienen Wikipedia en todas las lenguas. Cerca de 77.000 de ellos hacen más de cinco ediciones al mes.

Pero el proyecto es tan amplio y su mantenimiento un trabajo tan exigente, que desafía la capacidad de sus administradores y editores humanos para mantenerlo en orden.
Wiki-vándalos

Y aquí es donde entran los bots.

"Bromeábamos con que un día todos los 'bots' harían una huelga sólo para que todos apreciáramos lo mucho que trabajan", dice Chris Grant, un estudiante de 19 años de Perth, Australia que pertenece al comité de Wikipedia que supervisa los "bots".

Los "bots" realizan una amplia gama de tareas editoriales y administrativas que son tediosas, repetitivas y lentas, pero vitales.

Ellos borran vandalismos o lenguaje soez, organizan y clasifican entradas y manejan el montón del trabajo tras bambalinas que mantiene a la enciclopedia funcionando sin problemas y eficientemente, con una apariencia ordenada y un estilo uniforme.

En el edificio de una biblioteca tradicional los bots serían como los estudiantes que organizan los libros, los mueven de un anaquel a otro, colocan los códigos de barra en el lomo de los libros y realizan tareas rutinarias que permiten a los bibliotecólogos concentrarse en sus adquisiciones y sus reglas.

Escritura robótica

"Wikipedia ha crecido tanto que no sé qué tan bien podría ser manejado por personas si todos los bots se fueran", dice Brad Jorsch, un programador de computación en Carolina del Norte, EE.UU., que maneja un "bot" que hace seguimiento a las notas que les recuerdan a los editores poner las citas a los artículos.

Los bots existen casi desde que se creó la misma Wikipedia.

El lugar fue fundado en 2001 y al año siguiente, un bot llamado "rambot" creó unos 30.000 artículos, a un ritmo de miles por día, sobre pequeños pueblos estadounidenses.

El bot sacó datos directamente de la Oficina del Censo de EE.UU., pero sus artículos se leían precisamente como si hubieran sido escritos por un robot. Eran cortos, esquemáticos y contenían poco más que una serie de estadísticas demográficas.

Pero una vez creados, los editores humanos los llenaron con detalles históricos, información sobre gobiernos locales y atracciones turísticas.

En 2008, otro bot creó miles de pequeños artículos sobre asteroides sacando información de cada uno de ellos de una base de datos en línea de la Nasa.

La comunidad de Wikipedia sigue dividida sobre el valor de los escritos de los bots.

Algunos administradores dicen que un artículo que enumere sólo pocos datos estadísticos tiene poco valor, mientras otros aseguran que todo nuevo contenido es bienvenido.

Una temida rebelión

El resultado final del debate es que los bots no pueden escribir artículos enteros.

Pero su capacidad para realizar labores de mantenimiento rutinario deja a los editores humanos con tiempo para investigar, escribir notas y revisar el trabajo de otros editores para asegurar su exactitud.

"No creo que la gente se percate de cuánto mantenimiento hace falta en Wikipedia", dice Grant.

Algunos administradores temen que un bot renegado algún día inflija un daño catastrófico a la enciclopedia. Así como Skynet en las películas de "Terminator".

Pero esos temores son infundados, según Grant.

Primero, un bot no es como un automóvil y si una parte falla durante la operación, se apagará en vez de ir a estrellarse contra algo.

"Tendrías que tener alguien que programe al bot para que se enloquezca y borre todo", explica Grant.

Bots con autorización para borrar páginas, bloquear editores y adoptar otras acciones drásticas sólo pueden ser manejados por editores que ya gozan de privilegios administrativos, agrega.

Sin embargo, los bots cometen errores si se topan con nuevas circunstancias cuyos programas no pueden identificar.

ClueBot NG, el bot antivandalismo, tiene un pequeño margen de falsos positivos cuando toma por vandalismo datos que en realidad son legítimos.

Pero como Wikipedia sigue de cerca las ediciones, los errores pueden repararse casi tan rápido como ocurren, asegura un administrador.

Los escritores humanos no deben temer que algún día sean reemplazados por "bots", dice el que los controla.

"Hace falta juicio humano para escribir un artículo, para verificarlo y para limpiarlo ortográfica o gramaticalmente", sentencia Jorsch.                    
DINERO.COM COPYRIGHT©2010 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.