| 12/18/2008 12:00:00 AM

Negocio espumoso

La cervecera belgo-brasileña Inbev concluyó este año la compra de su competidor norteamericano Anheuser-Busch, una operación que totalizará US$52.000 millones creando así el mayor grupo mundial de producción de cerveza del mundo. La combinación de ambas empresas, dio origen a una de las cinco mayores empresas de productos de consumo en el mundo. Inbev pagó US$70 por acción. Según los términos del acuerdo, el nuevo grupo se denominará Anheuser-Busch Inbev. Anheuser-Busch InBev, maneja un portafolio de más de 200 marcas que incluye las marcas globales Budweiser, Stella Artois y Beck’s, así como otras marcas multi-países que han tenido un rápido crecimiento, como Leffe y Hoeggarden, además de fuertes joyas locales como Bud Light, Skol, Brahma, Quilmes, Michelob, Harbin, Sedrin, Cass, Klinskoye, Sibirskaya Korona, Chernigivske y Jupiler, entre otras. Además, la compañía posee el 50% de las acciones del Grupo Modelo, cervecera mexicana líder, dueña de la marca global Corona, y 27% de la cervecería Tsingtao de China, cuya marca homónima es la cerveza premium más vendida de ese país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?